Para qué registrar tu marca

Es el primer paso legal que suele dar un emprendedor y, no es para menos, porque con el registro de marca protegés "el nombre" de tu miniempresa. Es decir, te garantizás que ese nombre es tuyo, que nadie más lo va a poder usar para comercializar los mismos productos y/o servicios, y que todo lo que estás construyendo e invirtiendo en ese proyecto -ya sea tiempo, dinero, esfuerzo mental, físico y emocional- está legalmente protegido.


Entonces, si me decís:

🙋"Yo la inventé una noche de desvelo"

🙋"A mí se me ocurrió a partir de un brainstorming con amigos"

🙋"Yo hace años que la vengo usando"

🙋"Yo la heredé de mi papá que creó la empresa familiar hace mil"


¿Y eso la hace tuya?

Lamento decirte que NO 🙈

Sos dueño de tu marca recién cuando está registrada.


datafiscal.png

© Paula Rossi, 2020  ·  Diseñó @ohvishnuestudio